skip to Main Content

Memes: una nueva forma de hablar en las redes sociales

Seguramente más de una vez entraste a chequear las actualizaciones de tus amigos, famosos, influencers o páginas en las redes sociales y no solo viste fotos o videos de amigos, familias, viajes, mascotas, diversos momentos importantes u objetos, sino que también invadieron tu pantalla unas rudimentarias imágenes con inscripciones graciosas compartidas por tu círculo de amigos virtuales, esos son los famosos “memes”.

¿De dónde surge el concepto?

Aunque muchos crean que los “memes” son algo propio del Siglo XXI se equivocan. El concepto “meme” fue acuñado en 1976 por el biólogo Richard Dawkins. En sus palabras, un meme es “una idea, comportamiento u estilo que se expande de persona a persona dentro de una cultura”. Este concepto hace referencia al rápido esparcimiento u imitación de una característica o particularidad que aumente la posibilidad de supervivencia evolutiva, dentro de un sistema biológico o sociedad.

¿Qué es un “Meme” en las redes sociales?

Dentro del ámbito de los medios sociales se puede definir a un “meme” como un modismo, broma, chiste o contenido memorable que se extiende de forma viral a través de los canales que ofrece Internet, normalmente compuestos por una imagen simple acompañada por un texto o subtítulo inteligente y contundente.

Este tipo de contenidos, por lo general, son creados y reversionados infinitas veces por los propios usuarios de las diferentes plataformas sociales, y aunque algunos trascienden en el tiempo reviviendo de vez en cuando, su ciclo de vida suele ser efímero marcado por un rápido auge en popularidad y multiplicación de imitaciones, seguido por un olvido casi instantáneo.

El impacto de los memes en las redes sociales

Actualmente los memes se han convertido en un nueva forma de comunicarse en las redes sociales, redefiniendo la experiencia de comunicación entre los usuarios de las redes sociales, especialmente entre los Millennials y la Generación Z.

Pese a que los memes datan de mucho tiempo atrás, el apogeo de las redes sociales, los smartphones y la hiperconectividad han favorecido el surgimiento y multiplicación de estos contenidos en los medios sociales, conviertíendose así en un código de comunicación nativo dentro de estas plataformas, tanto para la relación entre usuarios como entre las marcas y su público objetivo.

Marcas, estrategias y memes

Como ya sabemos las marcas deben intentar llamar la atención de su target con un contenido relevante y adecuado para lograr conectar con ellos, interactuar y entablar una relación duradera en el tiempo. Por este motivo, tampoco resulta extraño que este nuevo código les llame la atención y deseen incluirlo en sus estrategias de comunicación para alcanzar sus objetivos, particularmente si su público se compone por nativos digitales.

Por otra parte, sumado al objetivo de crear lazos con el mercado meta, las marcas además desean estar a la tendencia, es decir “hablar” del tema del momento en tiempo real. Por ello es normal que quieran crear su propia versión del meme del momento, anhelando llamar la atención de su target y conseguir la tan ansiada interacción.

Consejos para subirte al “Meme marketing”

Como su nombre lo indica, el “Meme marketing” consiste en utilizar este tipo de contenidos en la estrategia de marketing y comunicación de la marca adaptándola a su personalidad, imagen, target, producto o servicio, para entablar una relación con el público objetivo, ya sea a través del meme popular del momento o creando uno propio con la esperanza de que tenga gran impacto y se convierta en viral.

¿Pero qué hay que tener en cuenta para aplicarlo en tu marca? A continuación te damos cinco consejos a tener en cuenta.

Entender el código

Es recomendable dejar los memes a cargo de los nativos digitales, ya que al ser usuarios activos de las redes sociales comprenden a la perfección los nuevos códigos, lenguajes y usos de Internet y las redes sociales.

Dejar el almidón y la gomina a un lado

Principalmente, para utilizar los memes hay que entender que la marca no puede ser demasiado seria, porque en esencia estos contenidos son graciosos y hasta ridículos, lo que ayuda a mostrar el costado más humanizado de la marca, favoreciendo así la identificación del público objetivo.

Alguien se va a quedar afuera

Por más que intentes crear un contenido para una gran parte del público siempre habrá una porción, por pequeña que sea, que no va entender el mensaje por falta de compresión – total o parcial – del código.

Aumentar la propabilidad de viralización

No olvides de utilizar frases y hashtags relevantes en el comentario para captar la atención de los usuarios y terminar de cerrar el mensaje.

Estar siempre preparado

El mundo de los memes cambia en un abrir y cerrar de ojos, por eso es aconsejable estar al tanto de eventos, deportes, celebridades, políticos, influencers e incluso del video más viral de YouTube.

La clave: ¡Siempre estar atento a la actualidad y subirte a tiempo a la cresta de la ola!

Fuente: Forbes