Saltear al contenido principal

Desafío 2020

En Wazabi no teníamos dudas de que el 2020 se traía algo entre manos. Es que, ya desde el comienzo, este equipo tenía un objetivo y estaba claro: la agencia creció en tantos aspectos que nuestra imagen necesitaba una pizca de picante que realzara su esencia.

Una refrescada para seguir adelante no viene nada mal, y más aún luego de 8 años en carrera.

Así fue que conformamos un team de trabajo bien variado en integrantes, pero sobre todo en ideas, para empezar, poco a poco a darle vida a este nuevo proyecto. Entonces comenzaron las reuniones…

Es sabido, la identidad propia es algo que día a día construimos y muchas veces fluye sin detenernos a pensar verdaderamente ¿qué somos?, ¿cómo somos?, ¿de qué forma nos gustaría que nos vieran?, y algunas otras cuestiones filosóficas que no vienen al caso, pero que sí tuvimos muy en cuenta para representar fielmente lo que sentimos.

Después de unos cuantos mates (en ese momento todavía podíamos compartirlo), harinas engordadoras de ideas y charlas bien distendidas, llegamos a un punto en el que sin dudas, cada integrante estuvo de acuerdo: en Wazabi siempre nos ponemos la camiseta de cada cliente.

Y es que mirando muy hacia adentro, vimos que tenemos en nuestro ADN:

  • la capacidad de ser responsive: esto es, adaptarnos no solo ante las adversidades, sino y sobre todo a cada necesidad, sugerencia y desafío que se nos proponga;
  • ser transparentes: así como ese amigo, que con toda sinceridad te dice qué es lo mejor para vos y te da el empujoncito de confianza que te falta para brillar un poquito más;
  • pero también, ser profesionales: y como tales disponernos a trabajar en conjunto entre nosotros y con cada cliente, poniendo en acción todos nuestros conocimientos, habilidades y experiencia.

Rebranding Wazabi
Ahora sí, con lo más puro de nuestra esencia ya descubierto, cada uno de los equipos empezó a interpretar y hacer un poquito más palpable todo este universo que se abría paso en los distintos canales que estuvieran involucrados: no solo hablamos de un restyling visual, también nos propusimos generar un discurso más fuerte y claro que lo acompañe y refuerce. ¡Gran desafío!

Rebranding Wazabi

Paso a paso

El proceso consistió en trabajar simultáneamente algunas características que tendría esta nueva marca para poder visualizar todo lo que imaginábamos de antemano.

Por un lado, definimos una nueva paleta de colores que ayude a reforzar y hacer más visibles nuestras cualidades. En este punto no hubo demasiadas objeciones: el negro y blanco siempre transmiten sobriedad, profesionalismo, modernidad y confianza.

¡Alto ahí! ¿En qué momento nos volvimos tan serios? Sin dudas faltaba ese chispazo que hiciera el impacto para romper tanta estructura. Así que tomamos el naranja, con toda la energía que nos transmite y lo sumamos a la triada de inseparables. Claro que por cuestiones visuales, muchas veces son necesarios otros colores que ayuden a destacar o dar vida en ciertas piezas, por lo que decidimos que azul y amarillo serían los más adecuados para completar la nueva paleta.

Rebranding Wazabi

Por otra parte, empezaba a tomar forma el nuevo imagotipo de nuestra marca. Si bien mantuvimos el criterio anterior de usar un pictograma (imagen) que acompaña al logotipo (la parte textual), acordamos que, sostenido en los pilares que ya teníamos definidos como identitarios, nuestro signo marcario debería verse más moderno, adaptable y versátil pero a la vez, definido.

Rebranding Wazabi

Rebranding Wazabi

Tal cual se lo pueden imaginar, el camino fue un tanto largo en esta parte. Curvas, contracurvas, miradas y expectativas diferentes hicieron de este viaje una aventura de gran aprendizaje.

Pasaron cosas

Y así como quien no quiere la cosa, pasaron varios días de trabajo y entre tanto, esos rumores que escuchábamos acerca de un virus que se propagaba con rapidez allá por Europa y Asia, llegó a desembarcar en nuestras tierras. Y con ello, algo impensado cuando empezamos este proyecto todos juntos en nuestra sala de ideas.

Wazabi una vez más demostrando su capacidad de adaptarse, decidió que por tiempo indeterminado y hasta nuevo aviso, trabajaría en modo home office. Decidido sin tener demasiada idea aún de la magnitud de lo que se acercaba, pero con la certeza de que el equipo seguiría dando lo mejor de sí para encontrar la respuesta más acertada ante este contexto.

Ahora sí, cada cual instalado en su casa, con los cinturones ajustados ante las turbulencias, pudimos seguir el viaje, puliendo algunos detalles y avanzando en el resto de objetivos de este proyecto.

Rebranding Wazabi

En este tiempo de cuarentena mucho fue lo que escuchamos sobre la importancia de quedarnos en casa, mirar hacia adentro, cambiar hábitos, renovarnos y sobre todo adaptarnos a una nueva vida.

Y sí, algo de esa historia nos suena conocida. Por que si bien no nos imaginábamos particularmente que esto sería lo que el 2020 traía en sus manos, este equipo logró escuchar y aprender de cada una de esas recomendaciones, para hacer de este proyecto un gran desafío de aprendizaje.

Con ustedes, Wazabi.