skip to Main Content

¿Cómo crear contenido para las redes sociales?

Ya tenés tu producto o servicio listo para vender, tu empresa o emprendimiento armado, la marca diseñada, un target definido, y un objetivo claro: dar a conocer tu marca, crear lazos con el público y generar ventas.

Sin embargo, notaste que para empezar a tener contacto con los potenciales consumidores necesitabas un canal de comunicación con el que estés familiarizado – “¡Eureka: Las redes sociales!” – pero es acá donde se presenta un gran problema: ¿Qué publico en mis perfiles? ¡No te desesperes! A continuación te contamos todo lo que tenés que saber sobre la creación de contenidos para tu estrategia.

Principalmente debemos saber que para utilizar las redes sociales es necesario tener un objetivo definido (a corto, mediano o largo plazo), conocer en qué red social se encuentra el target, cómo este utiliza cada plataforma y cómo se relaciona con nuestra marca, así como tampoco hay que olvidarse de la personalidad de marca y el tono de comunicación.

Una vez que tenemos presentes los aspectos anteriormente mencionados, podemos avanzar hacia la creación de contenidos para nuestros perfiles sociales.

Nociones básicas sobre el contenido

En las redes sociales todas las publicaciones son diferentes, por lo que podemos distinguir varios tipos de contenidos, los cuales persiguen diversos objetivos. Así, es posible clasificarlos en los contenidos propios y los curados.

Contenidos propios

Son todos aquellos contenidos que la misma marca genera en base a sus características, naturaleza, objetivos, misión, visión, valores, personalidad, identidad e imagen. A su vez, estos se pueden subdividir en “Informativos” y “De valor”.

  • Contenidos informativos: comprende las publicaciones que se enfocan en mostrar las características de un producto o servicio, datos de la marca e información directamente relacionada a la generación de ventas, como los precios, plazas disponibles, horarios de atención, medios de pago y especificaciones del producto/servicio, entre otros aspectos.
  • Contenidos de valor: hace referencia a todos los posteos que tienen como finalidad construir imagen, identidad y personalidad de marca, así como ampliar la experiencia que los seguidores tienen con ella. Este estilo de contenidos busca entablar una relación más cercana con los potenciales consumidores y generar fuertes lazos afectivos con ellos. De esta manera, es importante crear contenidos que propicien el entretenimiento, la empatía e identificación con la marca.

Contenidos curados

Muchas veces se presenta un gran inconveniente para cumplir con la planificación del mes: ¡La marca no tiene la cantidad necesaria de información para tantos posteos!… Pero no entres en crisis, si esto sucede se pueden buscar en Internet notas, videos, inforgrafías, tutoriales, entre muchas opciones, que estén relacionados con la marca y nos ayuden, no solo a estar presentes en las redes sociales sino a construir una personalidad.

No obstante, esto no significa plagiar a otros autores, sino que se va a tomar un contenido, adaptarlo a la imagen y tono de comunicación de la marca, para luego compartirlo con la comunidad, siempre mencionando la fuente.

¡Para tener en cuenta!

Es importante saber que cuando un usuario ingresa a revisar su timeline en las redes sociales lo hace principalmente para aprender algo nuevo, para encontrar entretenimiento y socializar con otras personas.

Así, al crear una estrategia de comunicación a través de las redes sociales se debe tener en cuenta que los usuarios no quieren ver solamente publicidades de la marca, sino que por sobre todo desean encontrar otros temas que les sean de interés, y participar en conversaciones con otras personas con las que compartan estos intereses.

Los usuarios no quieren ver solamente publicidades de la marca, sino que por sobre todo desean encontrar otros temas que les sean de interés, y participar en conversaciones con otras personas con las que compartan estos intereses.

A partir de esta premisa, las marcas necesitan exponer sus productos/ servicios, pero también deben crear contenidos que se relacionan con la imagen de la marca y con los intereses del público objetivo, por ejemplo se puede brindar información sobre otros temas – como tendencias, cuidado del medioambiente, reciclaje, etc. – hacer tutoriales de manualidades y recetas, hacer concursos y juegos, entre otras opciones.

¡Y ahora… manos a la obra!

Fuente: 40 de fiebre y Forbes.

Back To Top