Saltear al contenido principal

Nuestros latidos por el Hospice Madre Teresa

En Wazabi tenemos el deseo de involucrarnos con la comunidad de Luján desde un lugar diferente, queremos utilizar nuestros conocimientos y capacidades no solo para potenciar el crecimiento de nuestros clientes, sino también para ayudar al desarrollo de causas nobles. Es así que, desde hace varios años y aunque muchos no lo sepan, colaboramos con el Hospice Madre Teresa en el área de comunicación online, y como parte de nuestro compromiso nos ofrecimos para llevar adelante la campaña de la carrera solidaria «Late por el Hospice«.

Hoy te contamos un resumen de esta campaña, su estrategia, objetivos y resultados.

¿Por qué el Hospice Madre Teresa?

El Hospice Madre Teresa es una organización sin fines de lucro que brinda Cuidados Paliativos de forma gratuita a personas que padecen una enfermedad progresiva e incurable, ya sea atendiéndolos en la Casa de la Divina Misericordia o de forma domiciliaria. En esta institución todas las tareas son realizadas por el grupo de voluntarios, y se sustenta únicamente a través de los aportes mensuales que hacen sus Padrinos y Socios, donaciones desinteresadas y eventos solidarios organizados por algunos voluntarios.

Hace algunos años conocimos desde adentro su obra y esfuerzo por acompañar a cada uno de sus Huéspedes y familiares, durante su tránsito en el final de la vida, lo que nos fue llevando de forma natural a entablar una relación y realizar pequeñas acciones hasta ser partícipe de grandes eventos como es Late por el Hospice.

¿Qué es Late por el Hospice?

Late por el Hospice es una carrera solidaria completamente a beneficio de esta institución, organizada por voluntarios de la localidad que trabajan en el rubro de la actividad física y entrenamiento. A través de este evento buscan recaudar dinero para colaborar con el sostenimiento de la Casa de la Divina Misericordia, difundir su obra en la cuidad y conseguir una mayor participación de los vecinos en la causa.

Ya cumpliendo su cuarta edición, el evento realizado el domingo 25 de noviembre con más de 850 participantes tuvo como punto de largada y llegada al Club Náutico El Timón, donde además se desarrollaron diversas actividades como juegos, shows y sorteos invitando a familias enteras y grupos de amigos a ser parte de algo más importante que una simple carrera.

Por su parte, los participantes recorrieron circuitos especiales en las calles de Jáuregui y Pueblo Nuevo dependiendo de la modalidad elegida: 10K, 3K competitivos, 3K Caminata y 500 mts. kids.

Nuestro objetivo de campaña

Como cada año, la meta principal de la campaña es superar la cantidad de inscriptos con respecto al año anterior (680 adultos y 49 kids en 2017), fomentar el crecimiento de las redes sociales y consolidar una imagen de evento solidario y familiar, utilizando como base su espíritu alegre, divertido y humanitario.

La estrategia

Comenzando el 31 de agosto y finalizando el 24 de noviembre – el día anterior a la carrera – contamos con 86 días para revivir la marca en la mente de los usuarios e impulsar las inscripciones en sus puntos de venta online y presenciales.

Apoyados fundamentalmente en canales digitales, como su página web, Facebook, y nuevo perfil de Instagram, complementando con envíos de email marketing, difusiones por WhatsApp, gacetillas a medios locales y afiches offline, decidimos planificar un calendario de orden lógico que en primera instancia difunda la obra del Hospice y gradualmente se vaya enfocando hacia contenidos que impulsen las inscripciones a la carrera.

De este modo las personas que llegaban a nuestros perfiles interesadas en un mero evento deportivo, descubrían un fin mayor: ayudar a la causa del Hospice Madre Teresa. Mientras quienes ya conocían a la institución podían encontrar una nueva forma de colaborar y ser parte del Hospice.

Sobre los últimos días de la campaña, comenzó la entrega de kits en el Hospice Madre Teresa. Es precisamente en este momento cuando se daba inicio a la experiencia de «Late por el Hospice»: las personas visitaban la institución y podían sentir el amor del Hospice en primera persona, el puntapié ideal para aumentar su compromiso y vivencia. ¿Cómo aprovechamos esta oportunidad? Invitamos a quienes tenían su kit a compartir una foto en Instagram Stories o al feed etiquetando nuestro usuario e incorporando el hashtag #LateporelHospice, para luego compartirlas en nuestro perfil.

El diseño de la remera

Por experiencia e investigación sabemos que un factor de gran importancia a la hora de anotarse en una carrera es conocer el diseño de la remera. Por esta razón, en la edición del 2017 realizamos un restyling de la marca, atenuando su cariz religioso para dar orientarla hacia una estética runner.

Continuando con esta nueva línea estética, este año escogimos una base en tono salmón con un leve degradado a bordó sobre la cual aplicamos una trama de rayas, connotando fuerza y velocidad para anclar el diseño a un concepto más deportivo.

De esta manera, con un diseño que amalgama a la perfección la sutileza de colores y el tinte deportivo buscado, conseguimos que luego de la carrera los participantes continúen usándola para hacer ejercicio en su vida cotidiana. Dicho comportamiento nos ayuda a sostener el awareness de la marca en el tiempo, a la vez que fortalece la memoria emotiva de cada persona pudiendo revivir los recuerdos del día del evento.

La segunda es la vencida: #YoVoyALate

En un principio, la carrera solidaria estaba programada para realizarse el sábado 24 de noviembre, sin embargo semanas antes nos enteramos que la final de la Copa Libertadores entre Boca y River se jugaría el mismo día y hora, noticia que obligó a la organización a cambiar el evento para el próximo día. Estas modificaciones fueron debidamente comunicadas a través de Facebook, Instagram, difusiones de WhatsApp, además de campañas de email marketing a quienes ya se habían anotado durante la preventa.

Pero eso no es todo… llegado el sábado 24 de noviembre – con las inscripciones y entrega de kits finalizada y todos los preparativos listos para el gran día – ocurren lamentables incidentes en las inmediaciones del Monumental que impiden llevar a cabo el famoso partido, y lo llevan a ser reprogramado nuevamente para la misma fecha y hora de Late por el Hospice. No obstante, en esta oportunidad los organizadores decidieron mantener la cita pactada, y nosotros estuvimos firmes para comunicarlo.

Partiendo de un hecho que nos excedía, preparamos nuevas piezas de comunicación adaptadas a cada formato digital que orquestaban un mismo mensaje: «#YoVoyALate«, como forma de buscar el apoyo de los inscriptos, familiares y vecinos de la ciudad hacia el Hospice Madre Teresa.

Esta acción fue gratamente positiva, ya que los usuarios demostraron su incondicionalidad compartiendo las publicaciones y reafirmando su asistencia a través de fotos, historias y comentarios con el hashtag.

¿Cuál fue el final del cuento? El partido fue suspendido y más de 850 participantes concurrieron con su familia y amigos al Club Naútico El Timón para latir por Hospice.

Más allá de todo, estamos orgullosos del apoyo que nos brindó la comunidad, así como de la fuerza, unión y capacidad de nuestro equipo que logró superar la tempestad en beneficio de la solidaridad.

Algunos resultados en números

  • Este año se anotaron más de 850 corredores (más de 750 adultos y 100 kids), superando el récord del 2017 por un 17%.
  • De 850 personas inscriptas, 308 completaron el proceso de forma online, representando un 36% del total.
  • En Facebook conseguimos 506 nuevos seguidores, aumentando la comunidad en un 23%. Los contenidos en esta red social alcanzaron a 484.680 usuarios que generaron 20.119 interacciones (Me gusta, reacciones, compartidos y comentarios).
  • También creamos un perfil de Instagram para captar un público más joven, que en menos de tres meses superó los 1000 seguidores.

¡Nosotros ya estamos pesando nuevas ideas para el próximo año! ¿Vos te sumás a latir por el Hospice? 💕

Nuestros latidos por el Hospice Madre Teresa